Seguir

Recibe una nueva publicación semanal en tu buzón de Correo electrónico.

¿Cuál es el sentido de la vida?

cual es el sentido de la vida¿Existe algún esquema de cuál es el sentido de la vida? A lo mejor si: SENTIDO VIDA —> VOLUNTAD ―> MOTIVOS ―> ACTOS…

     En realidad el esquema del cuál es el sentido de la vida no existe, es más largo y se complica, por lo tanto pararemos aquí. Se podría deducir de aquí – dejando el humor de lado y si analizamos este esquema – que si te aburres (ya Schopenhauer en su tiempo explicaba la dependencia del aburrimiento al sentido de la vida) es porque la voluntad sin sentido inteligible produce el estancamiento de la misma, buscando impulsos sucedáneos… Pero, ¿y si el sentido de la vida es erróneo? ¿Qué ocurre entonces? Pues entonces se buscan sucedáneos al sentido de la vida esta vez. ¡¿Y qué mejor sucedáneo que el poder o el consumo material por ejemplo?!

Cuál es el sentido de la vida

Si este artículo es interesante pues esto (pulse aquí) te resultara absolutamente increíble.

Consumismo

    Nosotros no creemos que solo la mezquindad es víctima de tal estática. Por otro lado y dicho sea de paso, nos enfrentamos a una realidad paralela: el hombre usa el consumo de bienes y el estatus social para completar los vacíos existenciales de una vida sin sentido. Si la vida no tiene sentido, y mi intelecto es solo “el médium de los motivos para la voluntad” (robando las palabras de Schopenhauer), entonces los bienes de consumo y/o mi posición social me sirven para distraerme de los propósitos originarios de una vida con verdadero sentido. Los deseos satisfechos serán mis sucedáneos de una vida verídica. Por supuesto, como mencionaron Schopenhauer, Montaigne, Rousseau, Seneca, Diógenes y otros, aquello no dura y el sutil autoengaño no da para mucho. El deseo y la insatisfacción se perpetúan y ocurre como decía la parábola italiana aquella, en la cual un burro va hacia adelante porque le ponen un saco de paja delante de los ojos.aburrimiento

Aburrimiento, escuela y el sentido de tu vida

   Si de Schopenhauer se deduce que por el sentido de vida falseado nos aburrimos, Nietzsche mantenía que en nuestros tiempos la humanidad se propuso como propósito acostumbrar al hombre con el aburrimiento, pues de este modo será útil en las tareas repetidas y aburridas de los procesos tecnológicos de nuestra civilización. Decía que para convertir al hombre en una “maquina útil” habrá que acostumbrarlo al aburrimiento y hasta comunicarle un especial encanto de este.

La escuela hará el trabajo sucio y aplicara especial ahínco en apreciar el monótono trabajo, aunque no haya disfrute alguno en ello. Hasta profesores del mundo entero se dan cuenta ahora de ello, con lo cual la última tendencia del aprendizaje es lo sensorial proveniente de gadgets vía internet: los señores muy multimillonarios quieren arrebatar la cavilación profunda en favor de los reflejos, que son más fácil a la hora de estimular y llevar en la dirección necesaria. La competición, que se apodero de nuestra sociedad, hará el resto: da igual si hay gusto o no, si tienes un buen trabajo no puedes soltarlo, aunque aburra.

¡Si esto te interesa esto te gustara mucho más, pulse aquí!

   Por supuesto que el pensar de Schopenhauer fue recogido (como y el hizo en su tiempo) por varios modernos. Viktor E. Frankl, Hermann Hesse, fueron solo algunos entre otros más que recogieron el asunto. Frankl tenía toda su logoterapia, como ranura de la psicología, apoyada sobre el sentido de la vida: “A veces la frustración de la voluntad de sentido se compensa mediante una voluntad de poder, en la que cabe su expresión más primitiva: la voluntad de tener dinero. En otros casos en que la voluntad de sentido se frustra, viene a ocupar su lugar la voluntad de placer. Por esta razón la frustración existencial suele manifestarse en forma de compensación sexual y así, en los casos de vacío existencial, podemos observar que la libido sexual se vuelve agresiva.”

    En Hegel se dejaba de entender que en el ser humano que busca averiguar cuál es el sentido de la vida, es la conciencia de sí mismo la que para afirmarse quiere distinguirse de lo que no es. Ha de negar en definitiva al otro y así afirmarse y diferenciarse. Este sería el muy corto resumen de lo que nos interesa en Hegel. A mi ver, de este pensar se puede deducir que es la única posibilidad del sujeto que quiere averiguar cuál es el sentido de la vida y, – que no lo consigue, – para sentirse individual, por lo tanto vivo.  El ser humano además, es una extraña criatura a la cual si das salud y una meta en la vida (según G.B.Shaw), ni siquiera pensara en la felicidad, por no hablar del sentido de la vida.la vida no tiene sentido

¿La vida no tiene sentido?

    Una versión muy popular de cuál es el sentido de la vida en muchos individuos, es que esa no tiene sentido, pues – dicen estos – uno te ofrece un sentido, otro te ofrece otro sentido. No se entiende nada. Pero sabemos de los viejos sabios que una vida sin sentido va hacia ningún lugar. He aquí un dilema que me está corroyendo desde hace tiempo: ¿porque la gente se sorprende luego, cuando escuchan que personas aparentemente normales se suicidan?, pues estos “no tienen espacio para tanto vacío” en una vida sin sentido. Creemos que las respuestas que nos da la Biblia son falsas (como servir un mundo en el que se vivirá una eternidad, es decir, obedecer a Dios y con ello construir la eternidad), pues aquellos que injustamente pretenden representarla llevan un estilo de vida incorrecto, relajado y muchas veces acompañado de lujo. Creemos que estas respuestas nos ataran a algún tipo de fanatismo y nos quitaran nuestra libertad, cuando desde hace tiempo ya no somos libres, y ni siquiera entendemos que es la libertad. Por eso ni siquiera buscamos respuestas a estas preguntas esenciales, no buscamos a Dios. Es mucho más cómodo manejar un epicureísmo de segunda mano tipo: vive la vida y el resto no importa.  libertinaje

Libertad y libertinaje

   Tampoco importan las repercusiones de tus actos: así confundimos libertad con libertinaje. Se cumplió parte del sueño de Marques de Sade en cuanto al libertinaje. No entendemos que de este justo modo nos ponemos cadenas con tintes de anarquía, que nos llevaran discretamente hacia todo tipo de tiranías o regímenes totalitarios. Creer en una libertad que todo lo permite es justamente caer en la trampa mental que te hará preso espiritual. Desarrollamos luego un individualismo enfermizo que además cada cual ve como quiere, y que al final desemboca en un egoísmo patológico. Mantenemos que para poner límite a los caprichos de esta desenfrenada y rebelde individualidad tenemos la ley, pero sabemos que en realidad casi nadie respeta la ley por lo que es, pero esta ya es otra historia que trataremos otro día. 

                                                                                               Viorel Tsiple 

 Obra central: https://libronegrodelascarceles.pensadores.live/

comments powered by HyperComments
AYÚDANOS CON LOS GASTOS DE MANUTENCIÓN DE ESTA PAGINA POR FAVOR