Seguir

Recibe una nueva publicación semanal en tu buzón de Correo electrónico.

¿De qué sirve el sufrimiento? ¿Nos puede ayudar?

adictivo    ¿De qué sirve el sufrimiento? El pensamiento que más nos gusta en este sentido es el de Ramón de Campoamor: “No hay grito de dolor que no tenga el fin un eco de alegría”. En realidad hay que tener cuidado con el sufrir, y andar con pie de plomo, pues el sufrimiento llega ser adictivo según el clásico francés Gustave Flaubert. Este brillante escritor advertía que en casos así, a la experiencia del sufrimiento se puede unir la certidumbre de que este no acabaría nunca.

 

 

el sufrimiento

Modelo de gran arte

Shakespeare invitaba dar palabras al dolor, pues “la desgracia que no habla, murmura en el fondo del corazón, que no puede más, hasta que lo quiebra”. Los sabios antiguos, al igual que la Biblia, nos enseñaban que en el dolor (el sufrimiento) esta la escuela de la vida, y que con él nos hacemos más sabios, – hecho difícilmente refutable –.

   El polémico y famoso escritor inglés Oscar Wilde consideraba el dolor y el sufrimiento la suprema emoción de la que el hombre es capaz, y que es, – a la vez, – el modelo y la prueba de todo gran arte. También fue quien dijo que “el mundo empieza a reírse de sus propias desgracias para poder soportarlas” pero luego, – y esa es ya mi opinión, –  acaba no tomándoselas en serio.amor a la verdad

Amor a la verdad

Pero el mérito más grande que se podría atribuir al sufrimiento es el amor a la verdad, y sobre ello cantaron los poetas desde hace muchos siglos. ¿Pues quien es capaz de percibir el infierno humano, – que hemos construido, – sino aquel que paso por el sufriendo y odiando el hedor de la mentira, encuentra ahora un especial sabor a la verdad? ¡Y ese tipo de amor sí que suele durar toda la vida!

  Sin embargo el ser humano cree que las desdichas son particulares y tienen carácter excepcional, y los consideran castigo por alguna transgresión. Aunque esta teoría seria fácilmente refutada solo por el hecho de que hay niños que se mueren a diario de hambre, y atribuirles algún pecado mortal sería difícil, sino imposible. Y solo cuando una desgracia nos alcanza admitimos la posibilidad de que esta tiene carácter aleatorio y universal. Asi, el sufrimiento nos hace reflexionar mas.bendicion

¿Maldición o bendición?

No obstante, – y por lo disparatado que suene, – también puede ser una bendición. He conocido gentes que se sentían felices porque les alcanzo la desgracia, pues sin esta hubieran quedado en la ignorancia que abriga el egoísmo y el egocentrismo, estos últimos aparentemente siempre satisfechos de sí mismo. El filósofo español Fernando Savater llamaba desgracia en sí mismo este tipo de ignorancia, en una de sus obras.

 ¿Dichosos son los desgraciados?

  Dichosos son, por lo tanto, los hombres golpeados en sus ganas de vivir, – por lo exageradas que parezcan estas palabras, – porque cuando a un ser se le arrebata todo, y cuando se le quitan hasta las últimas fuerzas que impulsan un alma, este ser se libera del peso del deseo excesivo, de la dependencia mental de riqueza que tanto nos domina, se libera de la ambición ciega, y de la dependencia mental de “triunfar” en un mundo tan competitivo y rápido que ni deja tiempo para reflexionar. Estos “desgraciados” pueden empezar a observar el mundo con ojos nuevos, y alcanzar la grandeza de lo sencillo sin los vanos impulsos que antes les movían. En cuanto se entienden todas estas cosas es cuando se está libre realmente, y es cuando también se puede discernir el pequeño paso que desencadeno una gran desgracia. Pues es curiosa la manera de surgir una desgracia de un acontecimiento aparentemente insignificante.

  Un viejo dicho reza que si quieres hacer feliz a un hombre tienes que quitarle todo y devolverle la mitad. Por lo tanto llegamos a una extraña conclusión: ¡alégrate cuando un así llamado golpe de destino te quito alguna mascara! Pues de lo contrario te pudiste convertir en mascara. Si, parece util el sufrimiento…

                                                                                                    Serafim Dadanimo

¿Qué es la esclavitud legalizada y porque lo mantenemos en secreto?  Pinchar aquí (o en las palabras “esclavitud legalizada”).          

comments powered by HyperComments
AYÚDANOS CON LOS GASTOS DE MANUTENCIÓN DE ESTA PAGINA POR FAVOR